Grupo Frial
09.11.2010

Frial unos productos libres de alergenos

Dentro de la política general de calidad que Frial aplica a sus productos, el cuidado de la
presencia de alergenos es un punto de especial relevancia.
La gama de productos cárnicos de Frial por sus especiales características de calidad
es dentro de los productos cárnicos una de las más libres de alergenos que se pueden
encontrar en el mercado.

Hay un alergeno clásico que desde hace tiempo se ha intentado identificar y comunicar
en todos los alimentos de nuestro país como es el gluten, gracias a asociaciones como
FACE y su lista de alimentos libres de gluten. Es un alergeno que afecta a un importante
grupo de consumidores. En Frial conscientes de esta problemática desde los años
noventa se empezó un programa de I+D para eliminar todos aquellos componentes
de las formulaciones que fueran susceptibles de aportar gluten al producto final. Hoy
podemos decir con satisfacción que todos los productos de la gama Frial están libres de
gluten, lo cual los hace ser especialmente aptos para la población celiaca. También se
puede afirmar que el conjunto de la gama de productos de Frial está libre de huevo y sus
derivados excepto su paté de campaña.

Otro de los alergenos que recientemente ha cobrado mayor importancia son los
derivados lácteos. Para evitar estos alergenos Frial desarrolló unas familias de productos
completamente libres de leche y de derivados lácteos. Estos productos son: en ave;
la pechuga de pavo asada y la pechuga de pollo asada tanto en sus presentaciones
loncheadas como en pieza. La salchicha de pavo y la pechuga de pavo de la gama
Frialvida también están exentas de este alergeno. En cerdo; destacar el jamón cocido
extra BABY, la cabeza de cerdo ibérico, el jamón ibérico asado, o las salchichas
ibéricas.

Hay tres productos que están especialmente cuidados para que su formulación esté
lo más libre posible de aditivos y de alergenos, como son las pechugas de pavo y de
pollo asadas y el jamón cocido extra Baby, que como su nombre indica es un jamón
especialmente concebido para cuidar al máximo la alimentación infantil, y la del
público adulto más exigente. En base a estos productos Frial ha desarrollado una gama
que además de las características saludables anteriores incorpore otros ingredientes que
enriquezcan más los productos. La gama Frialvida incorpora ácidos grasos Omega 3,
y antioxidantes naturales, lo que la hace una de las gamas de productos cárnicos más
completas desde el punto de vista nutricional que se pueden encontrar en el mercado.

Pero Frial no solo ha cuidado la ausencia de alergenos en sus gamas saludables, en las
gamas delicatessen como la cabeza de cerdo ibérico y el jamón ibérico cocido también
están libres de los principales alergenos, no contiene gluten, tampoco leche, y tampoco
huevo.

Todo este esfuerzo en liberar a las formulaciones de sus productos de alergenos se
completa con un cuidado procesado que evita las posibles contaminaciones cruzadas
y una clara política de información al consumidor tanto a nivel de su pagina web,
como de su oficina de información al consumidor, como en un etiquetado lo más claro
y entendible posible. Todos los datos están presentes en los embalajes de la gama,
junto a las características nutricionales, se explican los alergenos y actualmente se esta
incorporando el semáforo nutricional para comunicar las características nutricionales
por ración.